Share 
Opinion Pieces
|October 7, 2016

#YATíQueTePrometieron

Una promesa de amor, de trabajo, de casa. En suma de una mejor vida, es normalmente la puerta de ingreso a la trata de personas, uno de los crímenes más atroces que hemos creado en la historia. Los tratantes son especialistas en detectar puntos débiles, llenar la cabeza de ilusiones y, por supuesto, de doblegar voluntades de sus víctimas (sin contar con una amplia red de corrupción e impunidad). Todo, para participar en las ganancias de un delito que arroja 150 mil millones de dólares al año a nivel mundial de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT).