Share 
Press Releases
|February 1, 2019

Posición de Polaris acerca del muro fronterizo y la trata de personas

WASHINGTON, D.C. (1 de febrero de 2019)--Polaris, organización no gubernamental líder en el combate en contra de la trata de personas en el mundo, emitió este día el siguiente comunicado en respuesta a las continuas justificaciones para la construcción de un muro fronterizo o una barrera física a lo largo de la frontera sur como un medio para detener la trata de personas:

 

Bradley Myles, Director Ejecutivo de Polaris, manifestó:

 

“Un muro en la frontera sur no constituye una herramienta efectiva para detener o prevenir la trata de personas. La afirmación de que un muro va a detener la trata de personas en grandes cantidades no es solo imprecisa y engañosa, sino que también daña nuestros esfuerzos de educar al público en la verdadera naturaleza de este crimen y entorpece la habilidad de las instituciones que trabajan en el campo de la trata de personas para ayudar a las víctimas y sobrevivientes.

 

“No podemos permitir que la creciente retórica antiinmigrante propague un clima de miedo entre las poblaciones vulnerables y evite que las víctimas inmigrantes busquen ayuda. Posturas y políticas antiinmigrantes dan aún más poder a los tratantes, quienes usan estos elementos como armas para amenazar a sus víctimas.

 

“Entendemos que algunas personas puedan creer que un muro o una barrera en nuestra frontera sur es importante, y sabemos que el debate sobre este tema es continuo. La trata de personas, sin embargo, no debería ser parte de este debate. Se trata de un tema de derechos humanos, de protección de menores, de seguridad nacional, de inmigración, y también es un tema económico que ha gozado por alrededor de 20 años de un apoyo bipartidario, apoyo donde Republicanos y Demócratas han unificado sus esfuerzos para combatir este flagelo. No debemos politizar la lucha en contra de la trata de personas y utilizarlo para justificar un muro fronterizo.

 

“Vamos también a aclarar algunos hechos: la trata de personas sucede en los Estados Unidos, le pasa a personas que ya están aquí, a ciudadanos y también a extranjeros. En nuestra experiencia, luego de manejar cerca de 50,000 casos de trata de personas, sabemos que la gran mayoría de las víctimas que cruzan una frontera y luego son víctimas de este delito llegan a los Estados Unidos a través de puertos de entrada y por otros medios legales. Muchos llegan a los Estados Unidos y se mueven por el país haciendo uso de aeropuertos.

 

“Muchos vienen también con visas temporales de trabajo, pero son víctimas de explotación y trata debido a vacíos legales en el sistema que hacen de estos trabajadores aún más vulnerables de abusos. Si en realidad queremos incidir de manera significativa en la trata de personas, debemos arreglar nuestro sistema de visas para trabajadores temporales haciendo que estos no estén atados a una sola compañía. Las leyes actuales, que requieren que los trabajadores se mantengan en una sola compañía, otorgan un gran poder a los tratantes de personas, quienes pueden amenazar a los empleados con ser deportados si se quejan por los salarios o por las condiciones de trabajo.”

 

###