November 9, 2017

Mi Testimonio es para ti

Click here to read this blog in English.

Advertencia: Este blog tiene contenido sobre abuso sexual y violencia.

Yo, Carmen, como víctima, sobreviviente y miembro de la comunidad que soy ahora, y para terminar el relato de mi vida en la trata de personas, tengo un mensaje para ti.

Tú- mujer, hombre, niña o niño, víctima o sobreviviente, quien seas- no importa lo que diga el mundo de ti. El valor lo tenemos dentro de nosotros y ninguna persona es más, ni tampoco menos.

Lo que te estén obligando a hacer ahora, o lo que hayas hecho antes, no te quita valor. Nuestro presente y nuestro pasado no definen nuestro futuro. Cuando nos vamos a dormir por las noches, nadie nos asegura que nos levantaremos en la mañana siguiente. Sin embargo, el estar de pie al siguiente día también es una decisión propia.

No más

Por naturaleza somos fuertes, sólo debemos creerlo y no esperar a que nadie nos diga lo que somos. Recordemos que somos seres humanos y que merecemos una vida con dignidad y respeto libre de esclavitud y maltrato. Dios nos dio el don de la vida por un propósito.

No somos objetos, no somos mercancía, no somos botellas reusables ni desechables. No somos máquinas hacedoras de dinero, no somos de ninguna propiedad, no somos aparadores de ninguna vitrina y no somos joyas para llenar bolsillos. No somos un auto lujoso, ni tampoco una mansión de Disney World, y no somos la caja fuerte o banco. Ni tampoco somos la “ruca”, la “morra”, la “chiva”, ni la “chava”. No somos la “gata”, la “zorra”, la “vieja”, la “p**a”, la “pe**a”, y no somos las “Barbies” para que nos usen como sus muñecas ¡No más!

Somos madres; somos hijas; somos primas, hermanas y amigas. Somos estudiantes, somos trabajadoras y somos miembros de tu comunidad. Yo sobreviví la trata sexual y ahora me siento con la responsabilidad de ayudar a otras personas que sigan en ese infierno y piensan que no hay salida.

Digamos, “No más a la esclavitud sexual, no más a la trata de personas, no más”.

Yo, como víctima, sobreviviente y miembro de la comunidad, te puedo decir que todos podemos unirnos a la lucha contra la trata de personas si no nos quedamos callados. Conozcamos las señales y no guardemos silencio. Rompamos las cadenas.

Repitamos: “No más a la esclavitud sexual, no más a la trata de personas, no más”.

Hay esperanza

Tú, víctima o sobreviviente, que todavía estás ahí en la trata, tienes el poder de cambiar tu vida y la de tus descendientes. De la misma forma, tú tienes el poder de cambiar la vida de las muchas personas que están siendo en este preciso momento obligadas a la prostitución o a otras formas de explotación.

Sí!, tú que sigues ahí, debes de saber que de los que más temes, son los que ya te tienen. Las promesas que te hicieron los tratantes son mentiras, tales como son ellos. En sus manos vas a morir un día.

¡Pero esto no tiene que ser así!

Yo soy la prueba de que tu vida puede ser diferente. No fue fácil el proceso, pero Gracias a Dios, ya tengo mi libertad y he recuperado mi vida. Ahora tengo una relación hermosa con mi familia ,y mis tratantes actualmente están cumpliendo su condena.

Quiero que sepas que hay esperanza para ti también. Así que sal de la sombra y alza la voz. Mereces ser escuchada/o. No temas más, ya no estás sola/o. No tienes la culpa de nada y la ley está del lado de las víctimas, sin importar tu estatus migratorio.

Como comunidad, tenemos que informarnos y tomar conciencia. Hoy en día hay muchos recursos para poder denunciar o recibir ayuda, y no siempre es necesario dar tu nombre. Con tan sólo una llamada puedes hacer la diferencia y dar el ejemplo a los demás.

Puedes salvar una vida, tu vida, o la vida de alguien más. Todos unidos jamás seremos vencidos.

---

Para obtener ayuda o reportar un posible caso, llama a la Línea Nacional Contra la Trata de Personas (1-888-373-7888). Es un recurso gratuito, confidencial y anónimo que ayudará a cualquier persona que llama las 24 horas al día, 7 días de la semana, en tu idioma.

Esta es la última entrada de una serie de cinco partes en las que Carmen, consultora y vocera de Polaris, cuenta su experiencia en la trata de personas. Haz clic aquí para leer la entrada anterior. Esta serie forma parte de la nueva campaña de Polaris, “Únete a la Solución”, contra la trata sexual de mujeres y niñas provenientes de México y otros países latinoamericanos. Para acceder a más información y recursos, y para unirte a la campaña, visita:www.laredhispana.org/unetealasolucion.

*Nombres han sido cambiados para proteger la privacidad de individuos.

Join the Fight

Get action alerts and updates on human trafficking.

Take Action

You can make Freedom Happen Now

Learn More

Blog Posts by Carmen